Días subterráneos
vacilando
por pasadizos
transparentes
subterráneos.
La gente
cree
que me ve
pero no estoy
allí,
no especialmente.
Un vaho,
un reflejo,
algunos ecos...
Yo ando
buscando
mi nombre
en el misterio.
Quiero mirar hacia adelante
maravillada
sondeando lo desconocido
que aún no se creó.

Pero revuelvo las cenizas
de lo que alguna vez
brillaba
incandescente
o tibio,
como si un rescoldo
fuera
más real
que el árbol vivo
del tronco
del leño
que alguna vez será
primero fuego
luego rescoldo
al fin,
ceniza,
viento,
polvo.

Reflexiones sobre “Memoria de mis Amnesias”, LIBRO de Lía Lerner


No hay mejor amnesia que la del saber asimilado,
el haberse convertido en lo que se aprendió.
No hay mejor olvido que el que aligera el alma de lo que no necesita.
No hay mejor memoria que la que puede recordar
en paz y con gratitud.
No hay mejor mensaje que aquel dicho desde el propio corazón
y que es capaz de resonar en el corazón de todos
porque los incluye.

BREVE

DIOS nos unió.
Luego nos dejó solos.

Y es ésta la poesía más corta
la  historia  más  larga 
de mi vida. 

VEN

Ven a buscarme aquí
perdida entre violetas.
Mis manos ateridas
se anegan en rocío.
Ven a buscarme aquí
donde cae la noche.
Está oscuro y yo temo
y el miedo es como el frío.
Ven a buscarme aquí
antes de que me vuele.
No sé qué hará de mí
el día cuando venga.
Quizás sea raíz
para buscar el centro.
Quizás sea una sombra
para que el sol me lleve.
Ven a buscarme aquí
que aún me reconozco.
Ven a buscarme aquí
donde todo te espera. 

CONOCER-SE

Lento proceso
éste de irse sabiendo
con el paso pesado
y las alas atadas

bueno 
lento proceso
de dudosas canceles abiertas
sin mucha promesa cierta
de tierras prometidas

bello 
lento proceso
de escalada sin montaña
de búsqueda de lo propio
para hallazgo de lo nuestro

encanto del desencanto
de desilusionar ilusiones
de jugar a lo que es serio
y ver seriamente el juego.

Bello 
bueno 
doloroso
hondo 
lento proceso
el de irse conociendo.

CUANDO CALLAS

Me gusta cuando callas
pero no por ausente
sino por el espacio
que me da tu silencio.
Como en una hoja blanca
  dibujo lo que espero
  encuentro lo que busco
  cosecho lo que siembro
lo que siembro en silencio
donde también te dejo
dibujar lo que esperas
encontrar lo que buscas
cosechar lo que siembras.
Y evitar
los dos juntos
que al hablar nos engañen
las palabras. 

POR FAVOR POR AMOR



Si querés que nos queramos
POR FAVOR
nunca dejes correr
ni una de mis lágrimas
sin intentar detenerla
y nunca apartes mi mano
si sale al encuentro
de una de tus lágrimas.

POR FAVOR...
no propongas distancia
cuando precisemos límites
y no propongas límites
si precisamos distancia.

POR FAVOR...
si querés que nos queramos
no faltes nunca a encontrarme
si vuelvo de haberme ido
ni faltes a despedirme
si yo tengo que marcharme.
Porque yo quiero esperarte.
Y a mí, pedime lo mismo.

No te enojes cuando sufro
y si yo entorno una puerta
para quedarme en silencio
no rompas una ventana.

No me adjudiques deberes
que no hemos elegido juntos
¡POR FAVOR!...
no aceptes órdenes
seamos amante socios
en todo lo que emprendamos.
No olvides que frente a todo
estamos del mismo lado.

No me escondas tu tristeza.
No te guardes de mis ojos.
No te quedes distraído
si es que estás enojado.

No entres sin saludarme.
No te olvides mi cumpleaños.
No arruines lo festejado.

Si querés que nos queramos.
No te prives de mis sueños.
Dame ánimo.
No renuncies a los tuyos.
Integralos.

No me escondas tus fracasos.
Y no me culpes por ellos.
Dejame serte buena.
Pedime.

Y... si querés que nos queramos
nunca te quedes conmigo
si un día ya no me quieres.

Pero, amor,
POR FAVOR,
quereme siempre
aprendeme a quererte

animémonos a amarnos.

AHORA QUE TE QUIERO POCO

Ahora que te quiero poco me pregunto
¿qué va a ser cuando te quiera más?
¿Llevaré escrito tu nombre aquí, en la frente?
¿Las horas a la distancia me harán languidecer?
Ahora que te quiero poco
llevo tu sombra acompañándome.
Me despiertan las horas que cobijan la espera
y en la sangre hay un vino que me hace crecer.
Y todo eso es ahora, mientras te quiero poco.
¿Y entonces qué va a ser cuando te quiera más?
Temo tanto al dolor trenzándose en la risa
temo no querer que te vuelvas a ir,
que se queden vacías mis manos sin tocarte
y que quiera aferrarte , que yo empiece a no ser...
que me angustie por verte y también por no verte
que sin vos no respire y me quede sin voz
que el amor que ahora brota todavía tranquilo
corra hacia la nada y me seque sin paz.

Y yo que digo ahora que te quiero poco...
¿podré quererte todavía más?

AHORA

AHORA

Cuando es gozo,
pinto.
Cuando es dolor,
escribo.
¿Y ahora
qué es?
Ahora es
mientras tanto.

CALOR


Salgo del cuarto
hacia el jardín
y más bien parece
que entro en algo.
Voy desde las fauces calientes
del dragón
a la hirviente caldera
de la panza del lobo.

Al tiempo,
que siempre es mi enemigo
por su velocidad,
le suplico ahora
que deje de arrastrarse,
que remonte su vuelo
para que pronto
ya mismo
inmediatamente
con urgencia
y por todos,

se termine el verano.

BUSCANDO

Buscando, buscando… había recorrido todos los túneles, infinitas escaleras, pasillos interminables, algunos iluminados y otros tenebrosamente oscuros…
Bajó, subió, giró en redondo. Perforó, golpeó, descifró combinaciones de candados silentes, abrió puertas de goznes quejumbrosos. Dinamitó muros, inventó aberturas. Tiró miguitas para reconocer caminos que jamás repitió. Y se perdió mil veces en todo lo conocido.
Y al final, una vez, una sola vez, después de todo, después de tanto… llegó al fondo de sí mismo.

Y allí no encontró nada.

DOS LINEAS

Apenas bebo
dos líneas de poesía
aparece la mía.

Me atraviesa
inundándome
y si quiero decir
sólo digo poesía,

exiliada del lenguaje
cotidiano,
extraviada
incausada
desaforada
distinta.

Sólo quiero flotar
así
a la deriva
aunque se lleve mis horas

aunque no pueda
nunca
volver a hablar
de números

porque vuelan pájaros
cuando abro la boca
y ellos se ríen
en el aire.

NUEVA MUESTRA RECLAMANDO JUSTICIA, POR EL ATENTADO A LA AMIA.

    Esta nueva muestra, que busca sacudirnos y hacernos reflexionar y recordar, sigue abierta hasta el 28/7 en el Centro Recoleta. 
    Una vez más, como el año pasado, tengo el honor de participar. 
    No se la pierdan. Es notable cómo, a partir de una misma consigna, puede haber 143 interpretaciones tan diferentes. 
    Es una muestra impactante y bella a la vez, a pesar de que conmemora una tragedia. 


A 19 años el atentado a la AMIA


ARTE Y MEMORIA PARA PONER UN FRENO AL 
ACCIONAR COTIDIANO Y CORROSIVO DEL OLVIDO

El 18 de julio de 1994 estalló una bomba en el edificio de la mutual y luego de 19 años, la causa continúa impune. Sin embargo, el reclamo de justicia sigue en pie como desde el primer día. El Espacio de Arte AMIA, dirigido por Elio Kapszuk, realiza desde hace diez años una serie de actividades en torno a la búsqueda de la verdad, a través de una serie de muestras de arte y acciones por la memoria.
La primera, “SIN PALABRAS. Memoria Ilustrada 2013”, situada en las salas 1, 2 y en el espacio central 1, reúne imágenes de distintas técnicas, realizadas por 143 artistas sobre el pavor, la impunidad, la falta de justicia y la necesidad de la memoria que dejan sin palabras a nuestra sociedad. Por otra parte, el Espacio de Arte AMIA produjo un libro sobre esta muestra.

La segunda, "Afiches para no olvidar. Memoria Ilustrada 2013”, podrá recorrerse en la sala Prometeus y presenta afiches de gran tamaño que, a modo de posible campaña callejera, potencian arte y memoria. Participaron 19 ilustradores destacados.

Más info en http://sinpalabras2013.blogspot.com.ar/


El LIBRO DIGITAL CON TODAS LAS ILUSTRACIONES lo pueden ver en   http://issuu.com/mariusestudio/docs/sin-palabras 

(La mía en pag. 65. No dejen de verlas todas!)

RELATO DE UN RELATO. Cuento


- Los poemas son más lindos de escribir que de leer, reflexionó. - Y los cuentos son más lindos de leer que de escribir... Sólo las novelas son tan lindas para una cosa como para la otra… Pero no puedo escribir una novela- suspiró derrotado. 
- ¿Qué puedo hacer si escribo lo que escribo? ¿Qué puedo hacer si no escribo lo que me gustaría? La misma palabra “lindo” me parece horrible, vana, estúpida… ¿Cómo se me puede haber escapado?... ¡Y repetido! A veces siento que no soy dueño de mis palabras. Que soy escrito por algo, algo que me posee. Y que tiene vuelo corto. A veces quisiera preguntarle ¿de qué estamos escribiendo?... Pero en cuanto lo hago, se va, desaparece. “¡No me dejes acá, en mitad de la página!”, le grito. Me quedo solo, frío.- la sensación le recorrió la espalda, como si viniera de la médula. 
- Atrás de mí puede haber una ciudad llena de ruidos, un bosque silencioso, una habitación desangelada donde alguien empezaba a moverse, una escena entrañable… Pero adelante ya no hay nada, la nada misma. Y lo que empezaba a construirse, se va diluyendo en el aire. “Vení, quedate, terminemos algo”…, insisto. Pero ya no está. Su vuelo es corto. El momento pasó. Y se ha ido...

Arrojó la birome. Golpeó la mesa con los puños. Hacía tiempo que su única fuente de inspiración era la falta de inspiración. No podía escribir sobre otra cosa.
De día no importaba: estaba demasiado ocupado en cumplir con sus minúsculos deberes: levantarse (sin ganas), bañarse (sin cantar en la ducha), afeitarse (sin gustar de esa cara en el espejo), vestirse (sin elegancia), tomar el colectivo (sin asiento), y trabajar (sin vocación ni premio).
Pero las noches… Las noches se volvían interminablemente opacas y vacías. Sin palabras.

 Mucho tiempo atrás, él sabía iluminarlas escribiendo.
Y eso es lo que volvió a ocurrir, de un modo inesperado, desde la tarde en que se reencontró con Estela.
La ocasión había sido más que triste: el velorio de su primo Alberto. Tenían casi la misma edad, iban al mismo colegio, Alberto un grado más arriba. Con Estela, habían sido compañeros de clase. Compañeros y amigos. Una de las pocas amigas que tuvo en su infancia, en su adolescencia, en toda su vida.
Ella se sentaba en el banco de adelante, y él se distraía mirando las trencitas negras atadas de azul, contando los botones blancos a la espalda del delantal.  Nunca fue bueno en matemáticas. Quizás por eso. Y tampoco en lengua. Porque los cuentos se le quedaban por la mitad, y los poemas le daban vergüenza, así que no se los leía a nadie y se le iban callando.
Luego pasó el tiempo, que se lleva las cosas, las palabras, las personas.

Hasta que un mismo momento se llevó a Alberto y le trajo a Estela.
Ese día volvió a su casa y empezó a escribir de nuevo. Un relato.
Sentía la inspiración como una presencia concreta, la imaginaba robusta y sana. Venía a sacudirle la tristeza y a desordenar alegremente la repetición de sus días.
Sí. Quizás llegara a ser una novela.
En ella, un hombre vivía una vida monocorde. Se levantaba sin ganas, se bañaba sin cantar en la ducha, se afeitaba sin gustar de esa cara en el espejo, se vestía sin elegancia y trabajaba en una oficina opaca, sin vocación ni premio.
Hasta que un día, en el velorio de su primo, volvía a verla: la morochita que se sentaba en el asiento de adelante en la escuela…

Por un tiempo, sus noches estuvieron habitadas. Llegaba a casa apurándose, comía cualquier cosa, y en vez de prender el televisor, se sentaba a escribir.
La inspiración llegaba.
Contaba historias de chocolatadas, de hazañas de pelota, palizas domésticas, llantos compartidos.
Su inspiración lo acompañaba, con las mejillas encendidas.
Y así la novela fue creciendo, y la historia llegó a la adolescencia.
Los bailes de quince, el BanLon ajustado (¿se llamaban así?), los besos furtivos, las primeras caricias bajo el BanLon - audaces como el primer hombre a la Luna -, los primeros recitales, los versos no leídos, los leídos …
Y un día… se terminó el colegio.
Y al tiempo vino el servicio militar.
Días oscuros. Camiones verdes. Botas. Armas. Noches. Gritos.

No recuerda más nada. No escribe.
Sólo vacío. La inspiración está en silencio. ¿Callada? ¿Muerta? ¿Desaparecida?
Lo ha dejado ahí, en mitad de una página.
Atrás, la vida. Interrumpida. Adelante, la nada. La nada misma.

Entonces, en un pequeño gesto inesperado, la inspiración le lleva la mano al bolsillo, donde encuentra el número que le dejó Estela.


"MEMORIA ACTIVA", Muestra en Conmemoración de un nuevo aniversario del atentado contra al AMIA


En JULIO 2012 pude participar en esta Muestra, que como todo acto artístico, significó también una manera de estar en el mundo y participar de la realidad. Actualmente está en preparación una nueva Muestra Conmemorativa que se expondrá en el Centro Recoleta a partir de Julio 2013. 


"El año pasado, a la inauguración de la muestra vinieron 2.000 personas!!! Fue un record total en el Recoleta, y la repercusión mediática fue vastísima (diarios, revistas, radios, TV abierta y TV cable), a tal punto que todavía no pudimos reunir todo ese material completo y publicarlo en el blog de Memoria Ilustrada 2012.
Nos impactó mucho cómo “tocaban” las ilustraciones y los cuentos al público, recibimos todo tipo de muestras de afecto, cariño, sentimientos de solidaridad, de acompañamiento… los familiares nos abrazaron con lágrimas en los ojos, nosotros lloramos con ellos, también en esos abrazos había una esperanza, un “tal vez”. No fue una muestra más.
Varios trabajos de ilustración de libros derivaron de esta muestra, y varios cuadros fueron comprados como originales.

Luego el Libro echó a andar, y se está trabajando en escuelas, bibliotecas, hospitales, abuelos cuentacuentos, narradores, etc.
Además, el Foro ganó un premio por el libro, el Premio Latinoamericano La Hormiguita Viajera 2012.http://memoriailustrada2012.blogspot.com.ar/

En la Muestra y en el Libro, los ilustradores no fueron vistos como los que “hacen unos dibujitos que adornan los libros”, sino como artistas en serio donde ética y estética se vuelven una fórmula rara, profunda y bella." (NOTA DE MONICA WEISS)

2000 personas en la INAUGURACIÓN! 2000 people at Open!

A lo largo de todo el Espacio Central del Centro Cultural Recoleta de Buenos Aires se desarrolla la Muestra MEMORIA ILUSTRADA 2012, con obras originales de 231 ilustradores alrededor de 8 cuentos que abordan el tema del atentado a la AMIA, del que se cumplen 18 años el 18 de julio.
El día de la inauguración, además de recorridas, abrazos y emociones, se dirigieron al público autoridades de la AMIA, madres de víctimas, el titular y la JTP de la Cátedra de Diseño Gráfico que produjo los videos proyectados en la Muestra, Elio Kapsuck por el Espacio de Arte AMIA y Mónica Weiss por el Foro de Ilustradores.



Si bien aún no se podían distribuir masivamente, se pudieron ver muestras del libro "Una mañana de julio" con los 8 cuentos y las 231 ilustraciones, y del Memotest, el mazo de naipes con los 22 pares de temas que no debemos olvidar.
Las 3 acciones: Muestra, Libro y Memotest, constituyen la producción del Foro de Ilustradores / Argentina por invitación del Espacio de Arte AMIA para conmemorar el 18º aniversario del atentado, aún impune.

La idea principal, nuestro desafío: abrir puentes de comunicación con los chicos y jóvenes, sacar la memoria del atentado de lo puramente periodístico y de lo puramente adulto, y extenderlo al universo literario, visual e infantil-juvenil.
La emocionante inauguración nos llenó de esperanza, reafirmada en lo que fue sucediendo a lo largo de los días: los visitantes a la Muestra leen todos y cada uno de los cuentos y se enganchan con sus ilustraciones intensamente.


HOJA POR HOJA



  Abrió el viejo cuaderno y comenzó a caminar.
  Primero, vacío y silencio. Y líneas en dos sentidos. Y el ruido de su andar entre las hojas.
  Las dos primeras que encontró eran muy amarillentas. Suspiró. Las movía el viento.
  Es otoño, sintió , y una fina lluvia le corrió por las mejillas. No sé por qué lloro, se dijo
recordando su infancia. Ya era un viejo por entonces, como la mayoría de los niños.
  Y tuvo miedo otra vez y se quedó al margen.
  Márgenes... Despejado espacio, limpio. No había sombras ni malezas. No habría alimañas, aquellos temibles seres de más de cuatro patas. Ese exabrupto de la naturaleza me espanta, se dijo con disgusto de sí mismo. Hubiera querido tener un temperamento desbordante, de esos que toleran bien los excesos, aún los de patas, pies, caminos y rodeos... Pero apenas había logrado pactar con los rodeos.
  Y rodeó la primera dificultad mayúscula: una montaña grande y oscura. NO. Cuántos No. Que es la peor manera de empezar algo. Pero negarlo es una forma. Y aceptar eso, un comienzo. No. También es parte de uno. Lo que no somos es también parte de lo que somos, - pensó.
  Y cayó en cuenta. Uno y uno. Deberían ser dos, dijo, corriendo la segunda hoja amarilla. Y la saltó. Inseguro en un pie, más confiado en dos.
  Rayuela. Recién fui niño cuando me hice grande y alguien se acercó. Y se apoyó en mí diciendo sos fuerte y yo guardé silencio por guardarme algo. Para mí. Porque entonces descubrí qué poco que tenía... Pensar por dos me convirtió en medio, y como medio fui utilizado. Pero era recíproco. Tres veces la negué y no pude aceptarlo.
  La tercera hoja pasó en otro suspiro. Y en el espacio vacío se quedó acurrucado, recorriendo el silencio con la vista. Hasta que encontró otra montaña, esta vez repetida, o dos montañas gemelas como pechos juntos, frente a las cuales se quedó detenido, extasiado, cómplicemente adherido y espejado. MM... MIO...
  Que lo quise tal cuando lo pidió compartido. Antes para mí no existía. Pero luego me dio miedo el valle y el vacío. No me animaba a desprenderme y volar. Mío. Nunca tuvo más sentido que en aquel sinsentido de guardar algo para perderlo todo.
  Y otra vez cayó en  cuenta. Uno. Menos uno. Igual a nada. Uno. por uno, sólo uno. Casi igual a nada.
  Y si viniera ahora comprendería al fin que estuve equivocado al pensar que uno debe ser un no. Y abriría los brazos como abrí los ojos. Como frente a este punto de llegada. En este mismo punto de partida, de su partida.
Y el resto de las hojas voló dibujando juegos de sombras minúsculas en el desierto.
Donde cerró sus cuentas e hizo su balance, mientras las lágrimas borroneaban las últimas
palabras.
  Y cuando iba a poner el punto final, ella apareció del silencio, le detuvo la mano y le dijo: Ahora estás limpio.

THE END


- Este es el fin. – dijo ella.
- Este es el fin, - dijo él.
- Este es el fin – dijeron ambos. Y parecieron aliviarse al ponerse de acuerdo esta vez.
Las lágrimas estaban desparramadas por el piso. Ya no había más espacio libre para caminar que un largo corredor hacia la puerta.
- Quizás después todo continúe – arriesgó él.
- Entonces no nos hemos puesto de acuerdo – respondió desilusionada. – Un fin es un camino sin retorno. Si no, es una etapa.
- Entonces éste es el fin... – repitió él, subiendo y bajando la cabeza como si con el mentón martillara las palabras para clavarlas en alguna parte.
Se levantó despacio, caminó con cuidado para no resbalar sobre las lágrimas, y se dirigió hacia el corredor que lo llevaría hacia la puerta. Afuera había ahora un mundo nuevo, un mundo raro, un mundo desconocido. Estaba a un picaporte de distancia. Y sintió los dedos fríos al tocarlo. Entonces ella habló:
- Llevate tus cosas. No las mías.
Y él sintió el frío en los oídos. Miró a su alrededor y su mirada se repartió por el piso. Y sintió frío en los ojos. Y lamentando que sus palabras no fueran más frías dijo:
- No podré separar ni en mil años mis lágrimas de las tuyas.
Recordó alguna ropa que dormía en el ropero con una tranquilidad pasmosa y ajena. Y algunos libros que anidaban en la biblioteca, con igual tranquilidad. Y se dijo:
- Jamás  podré despertarlos para que entiendan que otra vez  son solamente míos.
Y entonces la miró como disculpándose. Y le dijo:
- No puedo.
Así que ella decidió hacer sola la tarea, porque sola iba a quedarse.
Y despertó sin piedad a la ropa del ropero,  y arrancó los libros de sus nidos de estante.
Se deshizo de las lágrimas sin reparar en su dueño.
Levantó la tristeza que él dejara en el sillón, tirándola por la ventana.
Barrió las culpas esparcidas por la alfombra.
Aspiró el sufrimiento diseminado en los rincones.
Limpió las migas de amor olvidadas sobre la mesa.
Sacudió el arrepentimiento y el insomnio que arrugaban el cubrecamas...
Juntó todo, lo cargó en sus brazos, hizo un solo paquete que le puso en las manos.

La puerta se cerró tras los últimos pasos. Adentro había ahora una casa rara, una casa desconocida, una casa nueva. 
ILUSTRACIONES + LIBROS 2011 / 2012
MUESTRA DE ORIGINALES DE 74 ALUMNOS DEL TALLER
DE ILUSTRACIÓN Y LIBRO ÁLBUM DE MÓNICA WEISS
DEL 21 DE DICIEMBRE DE 2012 AL 28 DE FEBRERO DE 2013
CASA DE LA LECTURA
LAVALLEJA 924, BUENOS AIRES
DURANTE LA INAUGURACIÓN SE EXHIBIRÁN TAMBIÉN LOS LIBROS
PRODUCIDOS EN EL TALLER, ALGUNOS YA PUBLICADOS POR EDITORIALES, OTROS EN MAQUETA.
INAUGURA VIERNES 21 DE DICIEMBRE A LAS 18:30 HS.
¡LOS ESPERAMOS PARA BRINDAR!

                                                                                                            
Esta muestra ha sido organizada por ANGELINA CIARLANTINI, ROMINA DE LORENZO,
NATACHA GORANSKY, ROSARIO OLIVA, EVELYN SPALDING Y MÓNICA WEISS
Taller de Ilustración y Libro Álbum de Mónica Weiss

Ilustrando y compartiendo: CUENTOS DE R. ARLT ILUSTRADOS. Muestra y Libro


Tuve la alegría de participar en esta obra... El libro crece y viaja.

1. El libro de ARLT para el público.
El libro del Foro "AGUAFUERTES PORTEÑAS DE ROBERTO ARLT/10 Textos x 250 Ilustradores" ya se puede retirar gratuitamente en la Librería EL LIBRO DE ARENA, Aráoz 594, Villa Crespo, Ciudad de Buenos Aires, de lunes a viernes de 10:00 a 13:00 y de 14:00 a 19:00 hs.
Se entregará 1 ejemplar por persona.
Como recuerdan, estos libros son de distribución gratuita porque fueron realizados con el Subsidio que nos otorgó el Fondo Metropolitano de las Artes.
Se publicaron 4.000 ejemplares.

2- El libro de ARLT viaja a las Ferias Nacionales e Internacionales del Libro.
Hemos convenido con la CAL Cámara Argentina del Libro, que en todas las futuras presentaciones del Stand Argentino se exhibirán ejemplares del libro de las AGUAFUERTES, para ser regaladas el último día de cada Feria a editores, autoridades y artistas interesados.
Las primeras 3 Ferias próximas serán: Frankfurt, Alemania (octubre, http://www.buchmesse.de/en/fbf/), Guadalajara, México (noviembre, http://www.fil.com.mx/), Bologna, Italia (marzo, http://www.bookfair.bolognafiere.it/en/).
A su vez, Walter Binder de El Libro de Arena, lleva 50 ejemplares del libro para difundir en el 2º Simposio de Literatura Infantil y Juvenil del Mercosur, del 3 al 5 de octubre de 2012 en Posadas, Misiones ( http://www.simposioliteraturai.com.ar/ ).
Y Mónica Weiss está llevando 15 ejemplares a Santiago de Chile, invitada al III Congreso Internacional de Literatura para Niños/ Primera Edición Binacional Simultánea Argentina-Chile, 11 y 12 de octubre ( http://congresolij2012.wordpress.com/category/invitados-especiales/ ).

LIBÉLULAS Y MOLÉCULAS

Algo se deshizo en mí
y me convertí en moléculas
redondas
inconsistentes
y densas también
pero siempre redondas
y necesito tiempo
para reunirlas a todas
y quizás las enhebre
de un modo diferente
cazándolas
entrelazándolas
con nubes
            rocío
                        libélulas

y vuelva a ser íntegra
pero abierta
liviana
diáfana
feliz de sentir
que me atraviesa el aire
que no aprisiono el viento
ni los suspiros

en algo parecido
al cajón del pecho

QUIERO

La belleza aterciopelada del río de agua.
La estridencia del mar de gente.
Que mi alma repose
en cualquier escenario
quiero.

SALON DE NOVIEMBRE 2011. Artistas Artesanos Contemporáneos

TE CONVERTIRÉ EN EL HOMBRE DE MIS SUEÑOS... O NO (2)
Collage, de la Serie "Encantos y Desencantos Cotidianos"

SALON DE ARTE ETNICO. Artistas Artesanos Contemporáneos. Noviembre 2011

DANZA CON AVE REAL,
Papel maché y porcelana fría.







 

INVITACIÓN A LA MUESTRA...

Para los que no pudieron asistir, van aquí algunas imágenes. Esta muestra completa la experiencia de contacto entre artistas argentinos y el Museo de Arte Contemporáneo del Cusco, Perú. Esta vez se trató de crear obras a partir de objetos artesanales peruanos. En mi caso, tuve que partir de la pequeña llama de barro que se encuentra en el interior del retablo.
Un juego, un desafío. Y el placer de volver a compartir espacio de arte con Teresa Pego, Laura Lambré y su gente. 


 Tradicionalmente los retablos provienen de la tradición católica y forman parte del altar en las iglesias. Fueron traídos a América durante la colonización española, convirtiéndose en  altares portátiles, con forma de caja, particularmente en la zona de Ayacucho, Perú, probablemente en el siglo XIX.  Actualmente siguen teniendo esa finalidad, con escenas religiosas o dedicados a Santos como San Antonio. También representan escenas de la vida cotidiana andina.

En este trabajo procuré utilizar solamente elementos de las culturas originarias: la bandera cuadrada con  los colores del arcoiris (símbolo de igualdad y confraternidad). Y los tres mundos que consideraban los Incas: Hanan Pacha , donde se veneraba al Sol, la Luna, las estrellas, las nubes y el relámpago; Kai Pacha (la región intermedia, con los Andes y las aguas), y Uku Pacha, (el mundo inferior de la tierra con su interior y sus submundos habitados por otras entidades). Los pueblos andinos amaban el arcoiris  como un regalo del cielo, y buscaban la armonía con la tierra en todas sus manifestaciones. 
                                          

Adelantos de "EL DESEO DE ZIREÉ", libro ilustrado.

    Este libro ilustrado nació "al revés". Mayormente existe un texto y alguien (el mismo autor o un ilustrador) le suma imágenes. Yo partí de pinturas previas, correspondientes a mi Serie de la Sirena. Y de allí, como un súbito  nacimiento espumoso, surgió un texto, un poema, una historia. Aquello fue el 10% de inspiración que fue seguido del 90% de transpiración, como se dice. Se agregaron otras imágenes, y las palabras fueron trenzándose con ellas. Zireé y su historia me invitaron a aprender otros recursos que hoy van dando lugar a nuevas indagaciones y descubrimientos.
Este libro está terminado, a la espera de poder ser publicado y compartido. Acá van algunas páginas, que hay que mirar de a pares, x numeración. Los textos están ampliados para que se puedan leer. 


TAPA:

                                 


                                                PAG. 2
                                                                            


                                                             PAG. 3
                                                                          


                                                                             PAG. 5

PAGs 6 -7     




(...) 

PAGs. 12 -13



(...)

PAG 16
  PAG. 17

(...)

PAG.  31


(... hasta PAG 36)






Muestra en Perú

Quiero compartir con Uds. que expongo fotografías con el título "Arte del agua en la tierra", en el marco de la  muestra "Arte con raíz en la tierra", organizada por Laura Lambré y Teresa Pego, junto a otros artistas  latinoamericanos.  Las  fotografías son de algas encontradas en el sur de Chile.